Los principales gastos deducibles en la declaración de la renta de autónomas en estimación directa

Según la Ley sobre el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF), los gastos deducibles reducen el importe de los ingresos para determinación del “rendimiento de la actividad” sobre la que se va a tributar, dando lugar a un ahorro fiscal.

¿Sabes cuáles son los criterios básicos para determinar un gasto deducible?.

En primer lugar, hay que ser Autónoma (RETA) de la Seguridad Social y estar dada de alta en Hacienda. También debes estar acogida al régimen de estimación directa (normal o simplificada).

Los gastos deben ser necesarios para poder desarrollar el trabajo y tiene existir una factura ordinaria (no factura simplificada) donde el gasto esté contabilizado.

¿Qué gastos se pueden deducir?

Ser autónoma implica un gran número de gastos necesarios para su funcionamiento, sin embargo no todos se pueden deducir.

Te damos algunas pautas a tomar en cuenta al realizar la declaración de la renta.

  • Materiales y materias primas, gastos de explotación;
  • Comisiones de tarjetas, cuentas o transferencias;
  • Gasolina, si es una actividad de transporte, se puede deducir el 100%; el resto de autónomas solo pueden deducirse, como máximo, un 50% tanto de cara al IRPF.  Sin embargo, si Hacienda estima que el coche repostado es más privada que profesional, puede reducir o incluso eliminar totalmente la posibilidad de deducir este gasto.
  • Dietas, gastos de comida cuando se trabaja, deben hacerse en un día laborable en un establecimiento de restauración y hostelería; ser pagado de forma electrónica. Tope por dietas 26,67 € al día si está en España y 48,08 € si está en el extranjero.
  • Amortización bienes de inversión, si vida útil se prolonga más allá de un año y su coste es superior a 800 € deber realizarse una amortización en el IRPF a lo largo del tiempo.
  • Periféricos informáticos, teclado, memoria USB… pueden deducirse lo que haya gastado en estos artículos.
  • Coche, igual que con la gasolina e igual para resto de gastos asociados con el vehículo (seguro, reparaciones, etc.). Si la autónoma trabaja en el sector del transporte, puede aplicarse una deducción del 100%: vehículos para el transporte de pasajeros, para la enseñanza de conductores, que los fabricantes utilizan para pruebas y demostraciones, agentes y representantes comerciales, de servicios de vigilancia. Resto de casos, la desgravación se limita a un 50%. Pero ya hemos visto antes que Hacienda puede hacer ajustes a la baja en ese porcentaje.
  • Gastos de transporte, desplazamientos y viajes, si es esencial para que la autónoma pueda llevar a cabo su actividad.
  • Facturas de Internet y teléfono fijo
  • Móvil para el trabajo, Hacienda puede exigir que se acredite uso solo profesional.
  • Dominio web, hosting y licencias de software
  • Diseño de una página web, publicidad en Adwords y redes sociales
  • Herramientas y software online

Más información sobre este tema en el Manual práctico Renta 2023: aquí

¡Si quieres conocer un poco más sobre fiscalidad, infórmate sobre los talleres que realizamos en el Círculo de empresarias!

Esta actividad está financiada por el Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030

Otras noticias